¿Por qué el Cannabis funciona tan bien en nuestro cuerpo?

¿Qué es el Sistema endocannabinoide y, es cierto que nuestro cuerpo fabrica nuestra propia marihuana…?

El sistema endocannabinoide, es un sistema que se expresa en varias partes del cuerpo humano, con una presencia muy elevada dentro del sistema nervioso central.
Está formado por receptores de cannabinoides (CB1 y CB2 son los más caracterizados, aunque existen otros), producidos por nuestro cuerpo (conocidos como endocannabinoides) y proteínas que regulan su síntesis y su eliminación del organismo.

Hoy en día se sabe, que los cannabinoides pueden obtenerse de manera endógena, o procedentes de la planta de cannabis. También se han obtenido de forma sintética en los laboratorios (Figura 1). Independientemente de su origen, todos activan un receptor en la membrana de las células, desencadenando la respuesta biológica en el organismo.


Figura1: Origen de los cannabinoides y su receptor celular (CB). Adaptado de Guzman y Galve-Roperh

Los endocannabinoides son derivados principalmente de ácido araquidónico, que desencadenan una respuesta cuando se unen a sus receptores. El precursor se encuentra de manera natural en las membranas plasmáticas de las células, pero en determinadas situaciones, un grupo de proteínas rompe esta estructura liberándolos al espacio extracelular.

Los endocannabinoides más estudiados son el 2-araquidonoilglicerol (2-AG) y la Anandamida (AEA).
Su estructura y composición química es muy similar al THC, principal componente psicotrópico de los cannabinoides de origen vegetal. Esta es una de las razones por la que el Cannabis y la Marihuana (de la planta) funciona tan bien en nuestro organismo.

Los receptores mejor caracterizados, el CB1 y el CB2, pertenecen a un grupo de receptores de membrana celular más comunes dentro del organismo, que son los receptores acoplados a proteína G. Esta, será la encargada de mediar los efectos de los cannabinoides dentro de la célula.

La acción de los endocannabinoides (y de los externos también) se verá acotada a aquellas zonas del cuerpo con gran expresión de sus receptores. Entre estas áreas tiene vital importancia el sistema nervioso central (SNC). Su función principal es la regulación del homeostasis del cuerpo.

Se sabe que el receptor CB1 es muy abundante en áreas del SNC (Sistema Nervioso Central), reguladoras de la actividad motora (ganglios basales, cerebelo), memoria y aprendizaje (corteza, hipocampo), emociones (amígdala, sistema límbico), percepción sensorial (tálamo) y con propiedades psicotrópicas y antiepilépticas y funciones autónomas y endocrinas (hipotálamo, médula), así como también en la periferia del organismo, aunque en menor proporción.

El receptor CB2 se expresa mayoritariamente en el sistema inmune, tanto en células como en tejidos, por lo que se cree que tiene un papel más importante en los efectos de los cannabinoides sobre la modulación de la inflamación y de la respuesta inmunológica en general. 

Debido a su localización, el CB1 se conoce como “receptor de cannabinoides central”, mientras que CB2 se conoce como “receptor de cannabinoides periférico”.

Dentro del SNC, el receptor CB1 se expresa en neuronas (principalmente en la parte terminal del axón, en la sinapsis), aunque también se expresa en astrocitos (células gliales, que se caracterizan por mantener el entorno y aportar nutrientes a las neuronas, así como también en regular la sinapsis), y en células del endotelio vascular, donde su activación induce la vasodilatación. El receptor CB2 se expresan en células de microglía, que son los residentes del sistema inmune en el cerebro y que intervienen en los procesos inflamatorios.

Los endocannabinoides podrían estar actuando como mensajeros entre las neuronas.
Si bien no se consideran neurotransmisores, ya que estos por definición se almacenan en vesículas dentro de las células y son liberados frente a un determinado estimulo, los endocannabinoides intervienen en la regulación de las sinapsis asociadas a muchos procesos, incluso regulando los niveles de neurotransmisores bien estudiados como pueden ser el glutamato, GABA o serotonina, acetilcolina, la dopamina, histamina, norepinefrina, prostaglandinas y péptidos opioides. La interacción positiva o negativa sobre las acciones de estos neurotransmisores son las responsables de la mayoría de los efectos farmacológicos de los cannabinoides independientemente de su origen (endógenos o exógenos).

Su potencial terapéutico abarca un amplio espectro de patologías, que gracias a la evidencia científica en animales o incluso en humanos demuestran que los cannabinoides poseen efectos analgésicos que serían útiles para el tratamiento del dolor.

También podrían ser útiles en el tratamiento de los procesos de inflamación en el SNC (Sistema Nervioso Central) relacionados con muchas patologías, entre ellas las neurodegenerativas. En este sentido, también se han demostrados efectos neuroprotectores, evitando la muerte de neuronas, ya sea por un daño agudo o potencialmente en una enfermedad neurodegenerativa.

Dado su importante papel en el establecimiento y consolidación de la memoria y el aprendizaje, modular el sistema endocannabinoide abre un abanico de oportunidades para el tratamiento de enfermedades como el estrés post traumático, trastornos alimentarios y metabólicos, o tratamientos de fenómenos compulsivos.

Por ejemplo, la presencia de ambos receptores en órganos implicados en la absorción de nutrientes, en la ingesta y en el equilibrio energético, como hígado, tracto intestinal, páncreas, bazo, los músculos esqueléticos y las células grasas (adipocitos), explicarían el potencial terapéutico de los cannabinoides sobre la regulación del equilibrio alimentario y energético.

Referencias:
1-Lu and Mackie (2016). An introduction to the endocannabinoid system
2-Guzman and Galve-Roperh (2007). Endocannabinoides: un nuevo sistema de comunicación en el cerebro.

 

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

ANALIZADO Y DISCUTIDO POR PAULA PIFARRÉ,PhD.
COLABORADOR CIENTÍFICO DE CANNABITY HEALTHCARE.

 

Comparte este artículo en tus redes sociales.

Related Articles

Ismael Galvez-Roperh

Desde el año 2001, dentro del Grupo de Señalización por Cannabinoides (UCM), Ismael Galve-Roperh coordina la línea de investigación para el estudio del papel del…

Comparte este artículo en tus redes sociales.

Responses

Comments are closed.

whatsapp

WhatsApp

telf

Llamar